El fantástico pegamento para plástico

Pegamento para plástico:

todo lo que necesitas saber

A cada material, su adhesivo. Encontrar el pegamento para plástico adecuado para tus proyectos puede ser sencillo. En este artículo aprenderás cuál escoger y cómo aplicarlo.

¿Qué es el pegamento para plástico?

El plástico se emplea para fabricar infinidad de productos, desde juguetes a vehículos espaciales. Gracias a su flexibilidad y durabilidad, se ha convertido en un material increíblemente útil en la actualidad. Sin embargo, debido a su composición no siempre es 100 % compatible con todos los adhesivos, ya que algunos tipos de pegamento para plástico pueden disolverlo o no ser efectivos en la unión. Debido a esta particularidad, es importante dar con el adhesivo específico para cada proyecto o reparación.

Un pegamento para cada plástico

En nuestro día a día, encontramos enormes cantidades de productos sintéticos, cada uno con propiedades diferentes. Por ello, al momento de escoger un pegamento para plástico, es importante conocer de antemano la composición del material a reparar y las características específicas, si las hubiera, de la unión que queremos lograr. En algunos casos, puede que nos baste solo con fijar piezas. En otros, en cambio, necesitaremos fijar y garantizar cierta flexibilidad, resistencia a posibles vibraciones o golpes, exposición a determinadas temperaturas o incluso usos múltiples. 

La mejor forma de identificar la composición de un material sintético es consultar la información en el etiquetado. Generalmente, encontraremos la indicación con un número dentro del símbolo de reciclaje. Por ejemplo, el poliestireno viene codificado con un 6 o con las letras "PS" y se encuentra en objetos como accesorios de moda como bolsas y carteras. Para este tipo de plástico puedes emplear Loctite Super Glue-3 Original, un adhesivo instantáneo de gran resistencia y apto no solo para plásticos, sino también para una amplia gama de materiales.

No todos los pegamentos sirven para todo tipo de plásticos. Asegúrate de conocer bien la composición del material a reparar antes de aplicar el adhesivo.

Pegamento para plásticos duros

Existen otros pegamentos, como los específicos para maderas o la cola de carpintero, que no reaccionan de la forma esperada cuando se aplican en superficies sintéticas duras y de alta densidad. Tal es el caso de objetos como cubetas, cajas y demás contenedores. Los plásticos duros están formados de polietileno (indicado con un 2 o “HDPE”) o polipropileno (indicado con un 5 o “PP”) y si debemos trabajar con ellos, será necesario encontrar un adhesivo que garantice la durabilidad y eficacia del fijado.

Para este tipo de materiales, conviene usar un pegamento para plástico específico como Loctite Super Glue-3 Plásticos, un bicomponente con un activador de fácil aplicación, ideal para uniones sólidas y duraderas en todo tipo de plásticos, incluyendo los más difíciles. Además, conserva su coloración traslúcida luego de secar y facilita la aplicación con un tapón antiobstrucción que permite la fluidez del adhesivo en cada utilización.

Pegamento para plásticos flexibles

Los plásticos flexibles se usan habitualmente en elementos como juguetes, calzado o accesorios deportivos. Para arreglar estos objetos o trabajar con estos materiales, conviene emplear un pegamento para plástico flexible como Loctite Super Glue-3 Power Flex, un adhesivo instantáneo formulado para resistir golpes, torsiones y vibraciones. Además, gracias a su formato en gel resulta fácil de aplicar y tiene un acabado traslúcido. Ha sido desarrollado con extrema atención para los usos más específicos y confeccionado en distintos formatos que hacen que reparar un zapato o tu accesorio deportivo preferido no requiera de un profesional.

Cómo usar el pegamento para plástico, paso a paso

Pegar plástico es más sencillo de lo que parece. Solo tendrás que seguir estos sencillos pasos, teniendo en cuenta la información específica que encontrarás en el envase del producto. 

  1. Limpia bien las superficies. Antes de aplicar el pegamento para plástico, limpia el objeto a reparar con jabón, con algún producto específico para limpiar plástico o con alcohol isopropílico. Sécalo por completo sin tocarlo con los dedos para evitar posibles residuos grasos.
  2. Lija las superficies. La cola para plástico pega mejor en superficies con algo de rugosidad, por lo que conviene frotar brevemente con papel de lija de grano medio o con un estropajo de aluminio. Si usas Loctite Super Glue-3 Plásticos, el mismo activador hará el trabajo por ti.
  3. Ejerce presión sobre la unión. Para asegurar el fijado, junta ambas piezas presionando con las manos, con cinta adhesiva o con gomas elásticas. El tiempo de secado puede variar según el producto, por lo que se recomienda consultar bien las instrucciones.
  4. Limpieza y conservación. Elimina los restos de pegamento con alcohol isopropílico o desnaturalizado. Cierra bien el tubo y guárdalo en posición vertical, en un lugar fresco y seco.