A punta de pistola de cola

Pistola de cola : una herramienta para todo tipo de arreglos 

Una buena pistola de cola puede ser una herramienta esencial para usar por tu cuenta. Resistentes y versátiles, las pistolas de cola caliente se pueden usar para una gran variedad de proyectos en el hogar, desde reparaciones hasta decoración. Sigue leyendo para saber cómo sacarle el máximo provecho a tu pistola de cola.

¿Qué pistola de cola debes comprar? 

Para escoger la pistola de cola que realmente necesitas, primero tienes que saber cuáles son los materiales con los que vas a trabajar. Una pistola para temperaturas bajas logra pegar a 120°C y es ideal para materiales delicados, mientras que una pistola para temperaturas altas pega a 190°C y funciona mejor con materiales fuertes como madera y metal.

Una pistola de cola es una gran opción para tener en casa, ya que sirve para varios tipos de materiales como madera, cuero, tela o materiales sintéticos. Si vas a comprar una, asegúrate que tenga un gatillo y un soporte. El gatillo hará que la aplicación del pegamento sea fácil y uniforme, mientras que el soporte te permitirá apoyar la pistola de forma segura.

Cómo usar una pistola de cola de forma segura

Las pistolas de cola son muy fáciles de usar, pero siempre hay que tener precaución al trabajar con temperaturas altas. Aquí aprenderás cómo usar una pistola de cola sin peligro.
 

  1. Comprueba que la pistola de cola se encuentre en buenas condiciones. Nunca uses una pistola de cola que tenga algún daño, como un cable desgastado. En caso de duda, siempre es mejor comprar una nueva.

  2. Revisa que la boquilla esté limpia. Elimina cualquier residuo de la boquilla usando un palillo de dientes o con un pedazo de papel aluminio.
     
  3. Inserta la barra de pegamento.

  4. Conecta el cable de la pistola de cola a una toma de corriente. La pistola de cola comenzará a calentarse nada más conectarla, por lo que debes evitar cualquier contacto con tu piel o cualquier otra superficie.

  5. Espera a que la pistola de cola se caliente. Tardará solamente un par de minutos.

  6. Aplica el pegamento caliente. Comienza con una cantidad pequeña, luego aplica más si lo necesitas.

  7. Desconecta la pistola. Cuando termines de usar la pistola de cola, apóyala y deja que se enfríe. El pegamento aplicado tardará unos minutos en fijar. 

Preferiblemente, usa tu pistola de cola caliente con guantes.

Ideas para aprovechar mejor tu pistola de cola

Las pistolas de cola son herramientas muy versátiles. Aquí tienes distintas formas en las que puedes utilizarlas en tu hogar:

  • Reparan prácticamente todo. Puedes usar tu pistola de cola para hacer arreglos rápidos en objetos de madera, metal, tela, cuero y muchos otros tipos de materiales.
  • Pega esa tela que comienza a ceder. Usa tu pistola de cola para volver a tapizar una silla o para hacerle un dobladillo a tus vaqueros.
  • Haz manualidades. Puedes aplicar el pegamento caliente directamente a un lienzo, o hacer manualidades en diferentes épocas del año, para hacer decoraciones para el árbol de Navidad o telarañas para Halloween.