La fortuna es un cristal

Pegamento para cristal: Los mejores productos y cuándo usarlos

¿Buscas un pegamento para pegar vidrio? El vidrio es un material único: frágil pero capaz de durar por generaciones con el cuidado adecuado. Arregla lo que creías imposible con este adhesivo.

¿Qué es el pegamento de cristal?

Reparar un cristal roto puede ser un gran reto. No siempre es fácil trabajar con superficies planas y esquinas puntiagudas. Es por este motivo que arreglar ese espejo retrovisor o esa copa de vidrio rota pueden parecer tareas demasiado complicadas.
Reparar objetos delicados o decoraciones con gran valor sentimental puede darnos más disgustos que alegrías si no tenemos las herramientas adecuadas.

Probablemente, los adhesivos para fijar que encuentres en tu casa o en tu taller no sean adecuados para pegar vidrio.
Para fijar la mayoría de superficies de cristal necesitarás un pegamento especializado. 
Este tipo de pegamento para vidrio está diseñado para fijar de manera eficiente teniendo en cuenta las propiedades particulares del cristal, ya que el pegado tiene que preservar la claridad. Además, puede ser utilizado para reparar vajillas rotas, antigüedades, espejos, electrodomésticos, y muchas otras cosas.

Al contrario de lo que sucede con otros adhesivos, el pegamento para cristal no se expande ni se contrae, evitando así que la pieza unida vuelva a romperse.

Cómo escoger el mejor pegamento para cristal

Hay muchos pegamentos y adhesivos en el mercado con una gran variedad de usos y componentes. Escoger el pegamento para cristal adecuado desde el principio puede evitarte muchos dolores de cabeza y hará que esos objetos de cristal tan preciados se sigan manteniendo como nuevos.

Un pegamento común que podríamos tener en casa y que usamos para todo puede funcionar bien para sellar madera, metal o alguna otra superficie. Sin embargo, no se recomienda usar ese pegamento para pegar vidrio. Estos adhesivos pueden ser una solución temporal, pero la mayoría tienen una resistencia baja a la humedad y los rayos ultravioleta (UV). Al ser aplicados en cristal, pueden separarse a la hora de limpiar o con cualquier movimiento. Para reparar un cristal de forma adecuada, usa un pegamento especializado para vidrio.

Para reparar cristal en la mayoría de objetos comunes, una buena opción es Loctite Super Glue-3 Cristal. Este adhesivo monocomponente es de viscosidad media, ideal para cualquier montaje de cristal claro, de color, de vitral, o vidrio tintado. Loctite Super Glue-3 Cristal une rápidamente sin necesidad de ninguna otra herramienta, con un acabado translúcido. Además, es resistente al agua y se puede usar en el lavavajillas con total seguridad, por lo que no tendrás que preocuparte a la hora de hacer las tareas cotidianas del hogar. Eso sí, ten en cuenta que Loctite Super Glue-3 Cristal no es apto para uso alimentario. Su composición a base de n-butylcianoacrilato está diseñada para una fijación de cristal a cristal duradera, o de cristal a materiales no porosos como metales y algunos plásticos.

No es recomendable usar Loctite Super Glue-3 Cristal en recipientes que tengan una exposición a temperaturas iguales o superiores a 80 °C.

Prepárate para reparar cristal con pegamento

Reparar cristal puede parecer complicado, pero no tiene por qué serlo. Unas simples medidas de precaución pueden marcar la diferencia. Estos preparativos también pueden protegerte de algún tipo de daño. La mejor manera de obtener resultados duraderos es la planificación previa.

  • Escoge las herramientas adecuadas. Una vez escogido el pegamento para vidrio adecuado, puedes ayudarte de alcohol o acetona para limpiar las superficies a unir. Un estropajo de acero puede funcionar a la hora de eliminar arenilla o polvo adicional. También es recomendable tener una cuchilla a mano para eliminar cualquier residuo de pegamento. Asegúrate de que ambas superficies estén bien lijadas antes de iniciar el trabajo.
  • Limpieza ante todo. Empieza con una superficie limpia y seca, libre de aceite, cera, pintura o cualquier residuo de jabón o alcohol. Cualquier exceso de material puede prevenir una fijación fuerte, incluso las huellas digitales.
  • Haz que encaje. Examina las partes que tienes que unir y verifica que encajen. ¿Encajan bien las superficies sin dejar espacios? Limpia cualquier tipo de fragmentos o partículas de cristal que obstruyan el sellado perfecto. Si encuentras algún espacio entre las piezas de vidrio el Loctite Super Glue-3 Cristal también podrá sacarte del apuro.
  • Protégete. Trabaja en una zona con buena ventilación. Usa guantes de látex o nitrilo (evita guantes de PVC, nailon o algodón) para proteger las superficies y tu piel. Lava bien, rápido y a fondo las zonas de tu piel expuestas al pegamento de cristal.

Pegamento para vidrio en acción: cómo arreglar un vidrio roto

Reparar objetos que tenemos por casa es fácil si sabemos cómo hacerlo. Sigue paso a paso esta guía usando un adhesivo de fijación como Loctite Super Glue-3 Cristal.

  • Prepara el pegamento. Desenrosca con cuidado el tapón del pegamento, evitando ejercer presión en el tubo para evitar exceso de material.
  • Aplicar el pegamento. Una vez tengas todo listo para comenzar a pegar, aplica una pequeña cantidad de pegamento a una de las dos superficies que vas a unir. Usa solo la cantidad suficiente para cubrir el área donde presionarás ambas superficies. Si trabajas con Loctite Super Glue-3 Cristal, recomendamos aplicar la mínima cantidad de producto.
  • Es momento de unir. Después de aplicar el pegamento para vidrio, aprieta firmemente ambas superficies. Mantén la presión durante al menos 60 segundos o hasta que sientas que ya están fijadas las superficies. Una vez lograda la unión, no podrás reposicionar ninguna parte.

Lee las instrucciones del producto para informarte sobre tiempos específicos de secado o sobre las cantidades que debes aplicar. Se recomienda tener clara esta información antes de comenzar para evitar posibles sorpresas.

  • Deja que fije. Para dejar que el pegamento para cristal actúe correctamente, se recomienda no tocar las piezas por lo menos 10 minutos. Aunque, para asegurar la mayor fijación posible, es mejor dejar actuar el pegamento para cristal al menos 24 horas. 
  • Llegó la hora de limpiar. Mientras se fija el cristal unido, limpia cualquier residuo de pegamento que pueda haber en la punta de la boquilla del aplicador. Usa un paño húmedo para remover cualquier residuo de pegamento. Si hay partes del adhesivo que ya se secaron, puedes ayudarte de una navaja para eliminar los restos con cuidado, ya que podrías rallar la superficie.

El calor y la humedad pueden debilitar la unión durante el tiempo de espera de la fijación. Espera por lo menos una semana antes de meter al lavavajillas los objetos que pegaste.